¡No perdamos el tren de las patentes!

260 PATENTES FOTO pDespués de una pausa de dos meses retomamos nuestros modestos artículos para hablar de asuntos siempre alrededor de la ciencia, la tecnología y las patentes.
Las patentes no tienen por qué ser un hito que sólo forma parte de la vida de Edison, Tesla o Bell. Si creemos que no hemos inventado nada que merezca la pena, pensemos que las patentes protegen la solución a un problema. Así que si la palabra “invención” nos parece presuntuosa, pero hemos resuelto un problema tecnológico, protejamos esa solución que hemos encontrado. Esto, y no otra cosa, es una patente.
Para nuestro asunto de hoy nos han inspirado algunos de los carteles que penden en el patio central del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en los que se lee, cómo podéis apreciar en la foto que acompaña este artículo, que el Consejo ha licenciado más de 260 patentes en los últimos años.
Puestas así todas juntas – aunque son las licenciadas en los últimos 5 años – resultan un número esperanzador, y necesitamos ¡eso!, ponerlas juntas para motivarnos y salir del estancamiento actual que está sufriendo la investigación y la protección de tecnología en España. Es cierto que faltan muchos medios, que nuestras universidades están económicamente en una situación muy complicada, es cierto que en las empresas si hay que ahorrar, va a ser la propiedad industrial lo primero que se resienta en esos recortes, pero también es cierto que falta mucha cultura sobre patentes, en general y en todos los ámbitos de trabajo, y eso suma al menos la mitad de las razones por las que se solicitan muy pocas patentes en España.
Muchos profesionales se acercan con indiferencia a las patentes. En realidad uno puede “vivir sin patentes” muchos años, pero llega un día que una carta anuncia una reclamación a nuestra empresa por presunta violación de derechos de un competidor. Empieza un largo viaje de estrés y preocupación para el que no estábamos preparados.
Otros profesionales son muy competentes en su campo, pero huyen de las patentes porque los desvían – así piensan ellos – de su noble tarea investigadora por ejemplo, y no ven a largo plazo beneficio alguno en “perder el tiempo” escribiendo un documento imposible y gastando dinero de su investigación, de su empresa, en un papel que va a estar en un cajón.
En otros casos, una empresa, una institución investigadora, consigue un avance importante en un área tecnológica, pero de la manera más ingenua y con alegría infantil lo publican, y con un poco de “suerte” alguien se interesa por ese hallazgo. Entonces se dan cuenta lo que podía haber sido y no fue porque ¡ay, es demasiado tarde!.
Todas estas situaciones serían muy distintas si en nuestro país tomásemos más en serio las patentes. Estar atentos a las patentes existentes sirve para no llevarse un susto que ponga nuestro producto estrella fuera del mercado y además nos obligue a gastar mucho más dinero de lo que habríamos gastado en una vigilancia tecnológica.¿Qué hacen nuestros colegas?, no es cotilleo, es supervivencia.
No, las patentes no se quedan en un cajón en el siglo XXI. Tan pronto se publican, viajan alrededor del mundo y a veces encuentran puertas que se abren y donde las reciben con entusiasmo. El premio puede ser más que beneficioso para nuestro entorno y para nuestros proyectos de investigación, para nuestra motivación y generación de nuevas ideas.
Tampoco debemos ser demasiado modestos frente a nosotros mismos, ni frente al resto del mundo. Lo que hemos conseguido en nuestro departamento de i+d, o nuestro laboratorio de una pequeña universidad española sin un pasado brillante, algunas sin ningún pasado, puede ponernos en la historia, y en el mapa. No dejemos pasar oportunidades, nuestras invenciones son tan buenas como las del resto de ciudadanos de este planeta.
Y como lo breve gusta, y lo mucho cansa, sólo queremos pedir a los lectores de este artículo que incorporen las patentes a su vida, porque el trabajo que añadan a su día a día será más que recompensado con una buena estrategia de protección de sus “soluciones a problemas” y un buen asesoramiento profesional. ¡Buena suerte!

Los agentes de patentes, eternos estudiantes

20039132-imagen-de-un-libro-con-las-paginas-de-inflexion-en-el-esquema-de-color-sepia-podria-ser-util-para-laEsta semana,  el pasado día 9, tuvo lugar  un evento educativo en Barcelona organizado por el Instituto Europeo de Patentes (EPI) .

Personas de diferentes países, principalmente de España, asistimos a las conferencias sobre los procedimientos de oposición y de recurso ante la Oficina Europea de Patentes (OEP).

Puedes pensar que estás suficientemente familiarizado con la práctica de las Divisiones de Oposición y las Salas de Recursos de la OEP, pero no hay que relajarse. Puedes sentirte cómodo con todas las reglas y detalles de estos procedimientos, pero una modificación de un punto específico en las Directrices de Examen, un nuevo caso de las Altas Cámaras de Recursos, una nueva Decisión del Presidente hará que tengas que permanecer alerta.

Por lo tanto, es bueno tener estas oportunidades de hacer un alto y pasar un día escuchando a los expertos, y de volver a la oficina con nuevos conocimientos e incluso material para tener en cuenta al estudiar el próximo caso de oposición que caiga sobre tu escritorio.

Es interesante escuchar algunos consejos sobre cómo presentar una oposición “decente” cuando el cliente envía una orden el día antes de la fecha límite. ¿Qué es más importante: la presentación de las causas de oposición, sin buenos argumentos y / o sin evidencias, o la presentación de documentos primero?.

Es importante informarse sobre los casos pendientes ante las Altas Cámaras de Recursos que pueden dar lugar a decisiones divergentes de las Directrices de Examen y al establecimiento de nueva jurisprudencia.

En el viaje de vuelta a casa decides dedicar al menos una hora a la semana – no es mucho – en ponerte al día, y varias semanas más tarde te das cuenta de lo difícil que es mantener tu palabra frente a uno  mismo. Estamos tan ocupados que empezamos a pensar en la próxima ocasión de pasar un día de estudiantes. ¡Y es que somos eternos estudiantes!.

Seni Cueto

Regreso de vacaciones con noticias sobre patentes

ciruelasUna buena mayoría de personas en España está volviendo a casa y a trabajar de nuevo después de las vacaciones. Alguien sugirió incluso en algún momento que el inicio real del año es el 1 de septiembre, o más precisamente, el día en que comienza el año escolar en nuestro país.

Durante este verano tuvieron lugar algunos eventos relacionados con patentes: por ejemplo, el Presidente de la Oficina Europea de Patentes (OEP) viajó a Holanda para poner la primera piedra del nuevo edificio de este organismo en ese país. Las instalaciones contarán con puestos de trabajo para 1.750 personas. ¡No está nada mal!. Esto significa que las patentes juegan un papel relevante en la economía de muchos países, y que la OEP sigue siendo un peso pesado entre los organismos europeos.

Otro evento interesante tuvo lugar en Santander, donde el Presidente de la Oficina Europea de Patentes también viajó para discutir e impulsar la colaboración de la OEP y España con los países de América Latina en materia relacionadas con patentes. Uno de los objetivos es mejorar el acceso y la difusión pública de la información de patentes de América Latina. Aunque suene un poco pesimista, hay que decir que en América Latina, como ocurre en España, una primera cosa esencial y deseable que hay que lograr, es tener un número de patentes elevado para difundir.

Para terminar nuestros comentarios de hoy con una buena noticia, podemos decir a la vuelta de vacaciones nos alegramos de encontrar una convocatoria de plazas para examinador de patentes en la Oficina Española de Patentes, valga la redundancia. No son tantas como nos gustaría hay que decir, pero al menos cinco personas van a tener un trabajo en un futuro próximo. No sabemos si estas vacantes son la consecuencia de la jubilación de anteriores trabajadores o de un aumento del trabajo de los examinadores. Esta segunda opción parece menos probable, al menos a juzgar por el número de solicitudes nacionales presentadas hasta ahora en lo que va de año.

De todos modos, es una buena noticia, y ¿quién sabe? ¿señal de la recuperación de la economía española?.

 Seni Cueto

En el mundo de las búsquedas de patentes: STN

imagen post 4 agosto 2014Se puede decir que Alemania, Estados Unidos y Japón se unieron para crear una de las herramientas de búsquedas documentales más poderosas. STN es ejecutado por FIZ-Karlsruhe (Fachinformationszentrum / Centro de Información Especializada), por CAS en Estados Unidos, y por la Japan Association for International Chemical Information (JAICI) (Asociación para la Información Química Internacional) en Tokio.

No vamos a detallar la lista de bases de datos, áreas de la tecnología, y disciplinas que cubre STN. Digamos simplemente que lo puedes encontrar todo, y especialmente, en cuanto a patentes, información química incluyendo búsquedas de estructuras, información sobre farmacia, secuencias y toxicología.

Un dato para recordar: parece que nadie sabe la fuente real de esta información, pero se encuentra por doquier, y también en la página web de STN: “aproximadamente el 80% de la información técnica divulgada a través de patentes, no se encuentra publicada en ningún otro sitio”. Por lo tanto, es un hecho para tener en cuenta cuando se considere necesario realizar una búsqueda de estado de la técnica.

Si queréis realizar una búsqueda en las llamadas “bases de datos primarias” o en las llamadas  “de valor añadido”, ambos tipos están disponibles en STN. Las bases de datos de valor añadido incluyen resúmenes específicos, índices, clasificaciones etc preparadas por un equipo de expertos, mientras que las primarias incluyen el texto completo y son actualizadas con más rapidez.

Mediante STN se tiene acceso a Derwent World Patent Index, una base de datos de valor añadido con más de 20 millones de documentos, que abarca hasta 1963 y que se actualiza cada 3 a 4 días (hemos hablado de ella en artículos anteriores), a INPADOC (la base de datos global sobre situación legal de patentes, también mencionada en el artículo del 31 de marzo), a CAplus (una colección de registros correspondientes a invenciones de patentes en el área de química; estos registros consisten en resúmenes re-escritos y contenido especialmente indexado creado por expertos) o la INPAFAM (una base de datos bibliográfica sobre familias de patentes que cubre todas las tecnologías y 95 organismos oficiales emisores de los datos, y desde inicios del siglo XIX). En otras palabras, se puede acceder a las mejores bases de datos de patentes del mundo.

Otro dato digno de recordar: Europa gasta billones de euros cada año en “investigar” e “inventar” cosas que ya fueron “investigadas, inventadas y publicadas”. Según la Oficina Europea de Patentes hasta el 30 % de todo el gasto de I+D es desperdiciado en volver a desarrollar invenciones existentes. Ésta es otra razón para realizar una búsqueda seria antes de iniciar un proyecto de investigación o un procedimiento de protección mediante patentes.

Se puede acceder a STN de diferentes maneras y dependiendo de los productos que nos interesen. Por ejemplo se puede acceder a la plataforma STN Express – que ofrece acceso a todos los contenidos de STN de más de 180 bases de datos científicas y técnicas, STN on the Web, STN Easy, STN AnaVistT o STN viewer. Para acceder a cualquiera de ellas será necesario una cuenta en STN y un identificador ID. Necesitaremos al menos echar un vistazo al folleto: “STN® Access Guide”.

También se pueden encargar búsquedas a STN, bien como búsquedas aisladas o en forma de una suscripción. Existe un servicio llamado SDI Service (Servicio de difusión selectiva de información), y se puede crear un perfil SDI después de haber realizado una búsqueda. La frecuencia de búsqueda (por ejemplo, semana, bisemanal, mensual) la elige el cliente. El coste de este servicio depende de la complejidad de la búsqueda y del tiempo y gastos incurridos para iniciar, comprobar, modificar y suprimir la estrategia de búsqueda, según lo solicite el cliente.

En cuanto a precios, se puede consultar la lista en el “Price list search service” de la página web de STN, o incluso mejor, contactando con STN. Todos hemos tenido al menos una vez la experiencia de que a veces es más fácil encontrar información en Google, que en la propia página web de la compañía que proporciona el servicio o producto que queremos. Parece que esto ocurre también con STN. Si le “preguntas” a Google sobre los precios de STN, la empresa Intellogist viene en tu ayuda: “Una razón importante, por la cual STN no es utilizada como una herramienta de búsqueda por muchos investigadores es su precio relativamente alto. A menudo, cada vez que un término es buscado o una respuesta es mostrada, el usuario incurre en un gasto. Este hecho da como resultado que STN sea a menudo usada sólo cuando otras (menos caras) herramientas de búsqueda han fallado o no son adecuadas para una búsqueda concreta.” También se puede leer en la página web de Intellogist que “los usuarios a menudo adoptan una estrategia de “entrar y salir”: acceder a STN, realizar rápidamente la búsqueda (o importar una estrategia de búsqueda), salvar los resultados, y salir. Este tipo de estrategia está prevista para minimizar costes a la vez que se mantiene la calidad de los resultados”.

Después de estas pistas sobre STN, os deseamos lo mejor si decidís vivir vuestra propia “STN experience”.

Seni Cueto

¡Olé por la ciencia en Andalucía!

20140628_145413Esta será la última interrupción en nuestros artículos sobre búsquedas de estado de la técnica. Es que no tenemos más remedio que hacer publicidad del Parque de las Ciencias de Granada, e invitar a todos a visitarlo.

Este es uno de los mejores museos de ciencia que he visitado, y estoy feliz de decirlo, sobre todo cuando la investigación y la ciencia no son especialmente bendecidos por los políticos en nuestro país, con independencia del hecho de traten de hacernos creer lo contrario.

He estado varias veces en el Palais de la Découverte en París, que es realmente maravilloso. He visitado museos de ciencia en Londres, Amsterdam, Madrid o Nueva York. También nuestra Ciudad de las Artes y la Ciencias de Valencia vale la pena, aunque tengo dudas sobre su estado de conservación actual.

Este fin de semana me ha sorprendido y encantado ver lo agradable y bien diseñado que está el “Parque de las Ciencias” de Granada. Si vas allí, Albert Einstein te da la bienvenida sentado a la entrada y puedes empezar la visita con una agradable conversación en el idioma de tu elección con un par de robots. Tuvimos la oportunidad de escuchar música en directo interpretada por alumnos del Conservatorio. Al igual que en otros museos, hay muchos talleres y exposiciones dedicadas a temas particulares. Estuvimos, por ejemplo, escuchando explicaciones interesantes relacionadas con la investigación sobre algas que se lleva a cabo en universidades españolas como las de Málaga o Granada, y fue aún más interesante ver a niños pequeños escuchando en silencio las explicaciones que incluían definiciones de pH, de absorbancia o de la fotosíntesis, y viendo los experimentos sin pestañear.

Puedes pasear en los alrededores de los edificios y aprender acerca de las plantas,  observándolas y leyendo los fragmentos de texto cuidadosamente colocados bajo planchas de madera para proteger las láminas de plástico de la intemperie, a la vez que potencian la curiosidad del visitante. Puedes divertirte dentro del bosque tropical en el que mariposas monarca y mariposas cebra entre otras, vuelan delante de ti casi rozándote la cara.

La sala dedicada al cuerpo humano es enorme y sorprendente, incluso asusta un poco, cuando ves un corazón humano, auténtico, sólo especialmente manipulado y tratado para permanecer allí el tiempo que se quiera. La cantidad de información que acompaña a cada objeto, muestra o modelo es perfecta, no demasiado poca para que no se aprenda algo, ni demasiada para que la gente no termine de leerla. El lenguaje utilizado también es adecuado para el propósito de un museo, que es difundir el conocimiento y tal vez, con suerte, despertar el interés por la ciencia, la historia…. Algunas patentes podrían presentarse en el futuro como resultado de una visita a este maravilloso lugar.

Si estás cansado de la biología o la física, puedes visitar las salas sobre la historia andaluza y española y disfrutar de las magníficas exposiciones que incluyen manuscritos, pergaminos, maquetas, mapas y pequeños tesoros de la interesante mezcla y pasado de tan diferentes culturas.

Por supuesto, no tienes que salir a la calle para comer y leer la prensa del día. Puedes hacerlo en las amplias salas disponibles, y con aire acondicionado, o en las mesas junto a los jardines. No hay excusa si vas con niños porque puedes visitar el “desván del museo” o encontrar zonas de juegos con toboganes, y hasta una cinta de Möbius lo suficientemente grande como para subirse a ella. Marie Curie puede cuidar de los niños mientras pasa allí el tiempo sosteniendo unos frascos de laboratorio.

20140628_145937Si estás planeando viajar a Granada, que es una ciudad maravillosa, tienes que reservar tiempo suficiente para pasar varias horas en el Parque de las Ciencias. Vamos a agradecer a los promotores, diseñadores, científicos, operarios, monitores actuales del museo, incluidos los políticos, que han tomado decisiones para que este sueño sea una realidad. ¡Bienvenido a los museos andaluces!.

 Seni Cueto

Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias 2014, ¡Profesor Corma!

zeolita jpgSi estáis alguno esperando por el siguiente artículo sobre STN, o Questel, prometemos que aparecerá pronto en esta sección. Pero esta semana tenemos que “aprovecharnos” del buen nombre del Profesor Corma a la vez que le felicitamos desde nuestra modesta posición de “patentólogos”.

Y digo bien, “aprovecharnos”, porque también estamos orgullosos de haber tramitado algunas de sus patentes, y hay que decir que siempre ha sido un placer “molestarle” para preguntarle si la zeolita ITQ-32 podría ser preparada con algún otro elemento, o si tenían más ejemplos a mano para convencer al examinador estadounidense, en su obstinada afirmación de que “the inventor was not in possession of the invention”. Y le prometo, Sr. Examinador, que en este caso el inventor sí estaba en posesión de la invención, de esa invención y de muchas otras…

Invenciones todas ellas que nos facilitan la vida, que cuidan el aire que respiramos, que ayudan a que nuestras medicinas produzcan el efecto deseado de la mejor manera. Todo esto es parte de la gran contribución al “estado de la técnica” como decimos los de las patentes, de una persona, que con ayuda de sus colaboradores, y dando ejemplo desde la mayor discreción comienza bien temprano cada mañana a pensar en una solución para el siguiente problema, una solución que lo será también para los que ignoran esta actividad silenciosa, para amigos y para desconocidos, para los que a esa hora aún no se han levantado.

Hoy sí le voy a llamar muy alto “Profesor Corma”, aunque durante esas conversaciones sobre zeolitas ITQ y procedimientos de oxidación de alquenos, decía que le llamara Avelino.

Esto es un ¡bravo! para la ciencia española, que se pone un puntito más arriba, pero sobre todo hay que decir ¡bravo, bravo por Avelino Corma! Y también ¡Gracias!.

Seni Cueto

¡No hemos terminado con las búsquedas de patentes!

bosque nuevo

Tras la pausa para comentar el proyecto de una nueva Ley de Patentes española, continuamos nuestra revisión de las herramientas de búsqueda, en este artículo la plataforma ProQuest Dialog. ProQuest Dialog fue lanzado en agosto de 2010 y es la continuación de Dialog, que había cumplido 40 años. PRO son las siglas de “Predecible Research Online”.

La cantidad de documentos que podemos buscar y encontrar con ProQuest Dialog es difícil de imaginar. Para tener una idea aproximada, podemos hacer clic sobre la leyenda “ProQuest Dialog ProSheets” en el menú de la izquierda, de la página web: http://www.dialog.com/proquestdialog/ y nos encontramos listadas en orden alfabético !más de 150 bases de datos! de los contenidos más diversos. Algunas de estas bases de datos pueden no ser muy conocidas, pero no carecen de interés. Depende de nuestro tema de búsqueda. A modo de ejemplo vemos algunas al azar – con una traducción en algún caso ad hoc – para dar una idea de la diversidad mencionada:

- Biochemistry Abstracts (Resúmenes de Bioquímica)
- Computer and Information Systems Abstracts (Resúmenes de Sistemas de
Información e Informática)
- Earthquake Engineering Abstracts (Resúmenes de Ingeniería Sísmica)
- GEOBASE
- Human Genome Abstracts (Resúmenes del Genoma Humano)
- MEDLINE
- Pollution Abstracts (Resúmenes sobre Contaminación)
- Transport Research International Documentation (TRID) (Documentación
Internacional de Investigación sobre Transporte)
- TULSA (Petroleum Abstracts) (Resúmenes sobre Petróleo)
- UBM Computer Full Text (UBM Textos Completos de Informática)
- Virology & Aids Abstracts (Resúmenes sobre Virología y SIDA)
- Water Resources Abstracts (Resúmenes sobre Recursos Acuíferos)
- Zoological Record Plus (Registros Zoológicos Plus)

Para algunos de ellos ni siquiera se puede adivinar por su nombre de qué tratan, algunos ejemplos son:
ADIS Base de datos de Reacciones: tiene una cobertura que incluye más de 2.000 revistas médicas y biomédicas, y en particular, relacionadas con las reacciones adversas a los medicamentos.
AQUALINE: se trata de una base de datos con una cobertura de más de 6.000 publicaciones periódicas relacionadas con la salud y ciencias de la seguridad, resúmenes sobre oceanografía, y está dedicada a temas como la biotecnología agrícola. Se actualiza mensualmente y la cobertura se inició en 1960.
EMBASE (base de datos Excerpta Medica) es una base de datos producida por Elsevier y contiene más de 25 millones de registros desde 1947 hasta la actualidad relacionados con los efectos adversos de los medicamentos, anatomía, patología y otros temas médicos.
ICONDA: – Base de Datos Internacional de la Construcción: es publicada por Fraunhofer Centro de Información para la Planificación Regional y Construcción de Edificios (IRB), y tiene una cobertura de 1976 hasta la actualidad. Cubre bibliografía técnica de todo el mundo en todos los ámbitos de la construcción de edificios, la ingeniería civil y la construcción, la arquitectura y el urbanismo. ICONDA contiene referencias tomadas de fuentes en más de 20 países diferentes. Incluye revistas, libros, informes de investigación, actas de congresos, informes comerciales, tesis y bibliografía no convencional que normalmente está fuera del dominio público.
Y ProQuest Dialog también ofrece literatura de patentes, que incluye bases de datos como:

- Derwent World Patent Index
- Global Patents / LNU (Texto completo y bibliografía )
- IFI CLAIMS (patentes de Estados Unidos y situación legal)
- IMS Patent Focus
- INPADOC / familia y situación legal
- Patentes de Japón / Texto completo
- JAPIO – Resúmenes de Patentes de Japón
- LitAlert
- United States Patents Fulltext (Texto completo)

Estamos más o menos familiarizados con Derwent World Patent Index y con INPADOC. No hay necesidad de una explicación más detallada sobre ellas, pero ¿qué incluye Global Patents, o LITalert, por ejemplo?. Vamos a ver de qué estamos hablando:

Sólo la cantidad de documentos incluidos en Global Patents ¡es absolutamente increíble!. Recordamos que Derwent World Patent Index incluye patentes de la Unión Soviética a partir de 1963. ProQuest Dialog ofrece a través de Global Patents información de patentes de la Unión Soviética ¡desde 1900!, o texto completo de patentes españolas ¡desde 1827!. Esto podría incluso ir más allá de la base de datos de la propia Oficina Española de Patentes.
La mejor manera de empezar un curso de autoaprendizaje en ProQuest Dialog es contactar http://www.dialog.com/proquestdialog/proquest-dialog-faststart.pdf.

Podemos ver de un simple vistazo donde tenemos que hacer clic (sistema de precios, el contenido de la base de datos, entrenamiento, etc) para obtener la información que necesitamos, cómo clasificarla y utilizarla. Hay un vínculo específico llamado “¿Cómo lo hago?” que nos dirige a a una completa guía sobre cómo llevar a cabo una búsqueda usando ProQuest Dialog con todos los detalles imaginables y muestras de pantalla con una claridad absoluta y utilidad indudable. Por supuesto, no podemos esperar que aprender todo en treinta minutos. ¡Más bien necesitaremos un par de horas!.

En cuanto al sistema de pago, hay tres opciones, dependiendo de la frecuencia de uso previsto: una primera opción basada en el pago por el uso (Standard Transactional Plan); una segunda opción prevista para “hasta un cierto número de búsquedas” por año (Commitment Plan), y la última, que no tiene límite de frecuencia, o de acceso, a la plataforma (podemos elegir cuántas y qué bases de datos queremos utilizar) y se paga anualmente (Choice and Site License Plans). A través de la página web no se puede ver ninguna estimación del coste aproximada para ninguna de ellas. Por lo tanto no podemos informar sobre cada “detalle”, así que ésta es nuestra contribución por ahora. Os deseamos una semana agradable y ¡felices búsquedas!.

Seni Cueto

Patentes españolas para el siglo XXI

thumbTenemos que hacer una pausa en nuestra discusión de las bases de datos de patentes y herramientas de búsqueda para comentar brevemente el borrador de la nueva ley de patentes española. Fue aprobado por el Consejo de Ministros hace dos días. Según los medios ayudará a la aceleración de la concesión de patentes.  Sin embargo nosotros no creemos que éste sea el aspecto más importante. En eI (primer) borrador publicado en octubre de 2013 hay varios párrafos explicando los motivos de la necesidad de esta nueva ley  (https://www.aippi.org/enews/2013/edition33/images/Anteproyecto.pdf), several paragraphs.

Podemos recordar como una broma aquella patente concedida sobre la rueda como un”dispositivo circular que facilita el transporte” que se concedió en Australia ¡en 2001!, algo también increíble en un país desarrollado. Esta historia podía haber ocurrido perfectamente en España. Por lo tanto, quizás el aspecto más importante de este proyecto de ley, si no el más, es que, por fin, nadie conseguirá en España una patente para la máquina de vapor. Porque hasta ahora  ¡aún era posible! ya que el examen sustantivo de las solicitudes de patente no era obligatorio, y no importa lo malo que fuese el resultado del informe sobre el estado de la técnica, el solicitante no estaba obligado a modificar las reivindicaciones para que protegiesen materia novedosa y con actividad inventiva.  Naturalmente, la patente era concedida y para invalidar la “patente basura” había que ir a los tribunales. Como agentes de patentes entendemos aquellos clientes que venían a nuestra oficina para encargarnos la presentación de una solicitud de patente para proteger el procedimiento de la destilación. Mientras que la patente estaba en vigor tenía el efecto de una patente perfectamente válida. A partir de ahora (¡todavía no!) el truco de “sólo quiero tener un número de solicitud para poner sobre mi producto la frase  “solicitud de patente pendiente” no va a funcionar ya.

El orgullo de los ciudadanos españoles de que nuestro país ocupe la novena posición en publicaciones científicas no se corresponde con nuestro actual sistema de patentes, ni con el número de solicitudes de patente de origne español, ni con el hecho de que España sea autoridad de examen para PCTs desde 2008.

Es una triste realidad que durante los últimos 14 años en los que el examen sustantivo ha sido opcional, aproximadamente el 90 % de las patentes en España (según datos de la propia Oficina de Patentes se hayan concedido por el llamado “procedimiento general de concesión”; es decir, sin examen. Esto significa que alguno quizás tenga que luchar contra la “patente de la rueda” en España en algún momento de los próximos 20 años.

Otras modificaciones respecto a la ley de patentes actura estarán relacionadas con la seguridad jurídica y/o con la adaptación a los cambios que marcó el Convenio Europeo de Patentes del año 2000 (EPC 2000) y el Tratado de la Ley de Patentes.¡Ya era hora de hacer esto!, Por ejemplo, se establecerá un sistema post-concesión, así como la posibilidad de modificar las reivindicaciones durante un procedimiento judicial, cambio éste importantísimo.

Las 90 páginas del “Borrador de anteproyecto de la nueva ley de patentes”, octubre 2013 en su primera versión, (segundo borrador en diciembre de 2013) son para ser leídas con detalle. Sorprendentemente, parece que no se puede acceder a este documento a través de la página web de la OEPM o del Ministerio de Industria, Energçia y Turismo SPO, sino a través de páginas de agencias de propiedad industrial o de asociaciones como la AIPPI.

¡Bienvenidos al silo XXI

Seni Cueto

¡Patentes, patentes, más patentes! Delphion.

lbreriaHemos dedicado nuestro anterior artículo sobre bases de datos de patentes y bibliografía científica / tecnológica a Thompson Reuters (más específicamente a Derwent y WOK). Sólo un comentario final sobre Derwent: si queremos hacer una búsqueda puntual en Derwent debemos, antes de entrar en la colección completa, enviar un formulario de facturación, aceptar las condiciones de uso y ver la información de los precios.

Una búsqueda eficaz en Derwent se podría hacer usando el Derwent Innovation Index, de modo que tenemos disponibles simultáneamente patentes y literatura científica.

Nos gustaría dar un paso más en nuestro viaje por las colecciones de las bases de datos. Vamos a centrarnos hoy en Delphion. Lo que pueden leer a continuación se puede encontrar en la página web de Delphion, pero ¡por supuesto, no de un vistazo como aquí!.

Delphion fue originalmente una base de datos de IBM, pero actualemnte está controlada por Thompson Reuters. Contiene exclusivamente literatura de patentes. Podemos encontrar información – e  “información” aquí no significa el texto e imágenes completas en todos los casos – sobre:                                                                        - solicitudes y patentes de Estados Unidos, desde 1790,                                - solicitudes y patentes alemanas desde 1968,                                                                  – solicitudes de patente europeas desde 1979 y patentes europeas desde 1980,            - resúmenes de patentes japonesas desde  1976,                                                            – solicitudes PCT desde 1990,                                                                                           – patentes suizas desde 1978 e                                                                             - INPADOC. INPADOC es una base de datos creada y mantenida por la Oficina Europea de Patentes que contiene documentos de familias de patentes de 71 autoridades firmantes e información legal de 42 oficinas de patentes. Es de acceso público.

Una suscripción básica a DELPHION cuesta 181 US $ por mes (“Delphion Premier”), y la suscripción más completa cuesta 361 US $ por mes (“Delphion Unlimited”).

No se puede decir que sea barato, teniendo en cuenta que podemos consultar INPADOC gratis (que incluye información sobre patentes, por ejemplo, de la antigua República Democrática Alemana desde al menos 1950, como veremos un un artículo próximo), así como la página web de la Oficina de Patentes de Estados Unidos para la búsqueda de patentes y solicitudes de dicho país, y de modo similar visitar la página web del resto de de oficinas nacionales de los países citados anteriormente. Merece la pena tener esto en cuenta si pensamos que esos países tienen una pàgina web que permite hacer la misma búsqueda que a través de Delphion (en cualquier caso, no se pueden encontrar por ejemplo, patentes de Uruguay anteriores al año 2000, ¡y también cuentan como estado de la técnica!). Desde este punto de vista, y también considerando que una búsqueda nunca es perfecta, uno tiene dudas sobre si Delphion será la base de datos más  recomendable bara una búsqueda eficaz. Por supuesto, el libre acceso a estas colecciones en lugar de a través de Delphion, es más costos en tiempo. Es una cuestión de decidir qué preferimos ahorrar: tiempo o dinero.

Finalmente, debemos mencionar la posibilidad que ofrece Delphion de acceder a las patentes estadounidenses y a patentes internacionales gratuitamente, por el número de patente. El problema es que para buscar por el número, ¡tenemos que haber buscado antes en otra base de datos para encontrar precisamente el número!.

                           Seni Cueto

Búsquedas de patentes: la tierra no es redonda, es larga y ancha

MAPA MUNDI

En el artículo anterior hemos visto los tipos de búsqueda de documentos según nuestras necesidades. Vamos a ver dónde encontrar lo que queremos. Hay muchas colecciones de documentos y hay que conocerlas para saber qué nos ofrece cada una.

Muchas entidades públicas y privadas ofrecen el servicio de búsquedas. Ante tantas opciones tendemos a pensar que cuando pagamos más por un servicio, debe ser porque es mejor, aunque no tiene por qué ser cierto. Vamos a comentar hoy una de las herramientas de búsqueda de pago más utilizadas: DERWENT.

Decir Derwent es decir Thompson Reuters. Pero se puede acceder a Derwent a través de otras plataformas como Questel, Delphion, Dialog o STN. Podemos perdernos fácilmente en esta maraña de posibilidades, datos, referencias. En ella encontramos diversas opciones de suscripción y búsqueda según si nos interesa una materia específica (química, electrónica, etc..), si nos interesa el texto completo de documentos, si nos interesan las patentes, la literatura científica o ambas, si nos interesa un periodo de tiempo específico, o queremos obtener documentos con un tipo de listado concreto etc.

No obstante como principales opciones en Derwent tenemos la Web of Science, el Derwent World Patent Index (DWPI), y el Thompson Innovation, que comentaremos a continuación.

Podemos suscribirnos a la Web of Science: Dentro de la colección de artículos, libros, patentes etc, el 78 % del contenido pertenece a ciencias naturales, el 22 % restante a ciencias sociales, arte y humanidades. Además, dentro de Web of Science podemos elegir disciplinas limitando la búsqueda en bases más concretas como Biological Abstracts, CAB Global Health, Derwent Innovation Index, Inspec, Medline, Web of Science Core Collection…

Si queremos saber más sobre el contenido de cada uno de estas sub-colecciones, podemos visitar http://wokinfo.com/products_tools/products/. Por ejemplo, por citar una de ellas: en BIOSIS Citation Index encontraremos artículos de más de 5.300 revistas y publicaciones desde 1926, más de 21 millones de registros, más de 2,6 millones de documentos, de meetings y conferencias, patentes estadounidenses etc sobre ciencias de la vida.

Otra de las sub-colecciones mencionadas, Inspec, incluye contenidos de física, tecnología eléctrica / electronica, informática, ingeniería de control,   tecnología de la información, o ingeniería mecánica de producción, y es actualizada semanalmente.

Un último ejemplo de estas colecciones incluidas en la Web of Science es el Derwent Innovations Index (DII), que incluye la opción de busca de patentes citadas al unificar los datos del Derwent World Patents Index (comentado a continuación) y el Derwent Patents Citations Index.  DII también permite buscar por compuestos químicos gracias al Derwent Chemistry Resources.

Es decir, cualquiera de estas sub-colecciones de la Web of Science es un mundo en sí misma.

Podemos suscribirnos a la segunda opción: Derwent World Patents Index (DWPI), según ellos son la base documental de patentes más usada en el mundo. Y en realidad deber ser así, pues muchas universidades, organismos de todo tipo incluyendo oficinas de patentes como la española, la usan. Podemos registrarnos durante un mes gratis ¡menos da una piedra!. En la página web de Derwent encontramos un mapa (el que se muestra en este artículo) que nos lleva inmediatamente a ver la cobertura de la base de datos en cada país y la fecha desde la cual se recopila la información para ese territorio.

Con un clic sobre uno de las zonas coloreadas encontramos el listado de países para ese área, con un punto verde a la derecha si es un miembro del Convenio Europeo de Patentes (EPC) o un punto rojo si es miembro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO/OMPI), o ambos en caso de que el país pertenezca a los dos convenios. Pinchando aún sobre el nombre de los países que se ven en color azul accedemos a información adicional sobre su oficina de patentes etc.

Cada año se añaden al DWPI más de 1,5 millones de nuevas invenciones de más de 3,5 millones de patentes, procedentes de países miembros del EPC, de la WIPO o de oficinas de patentes nacionales.

Por ejemplo podemos encontrar datos de patentes de los siguientes países desde las fechas señaladas:

Argentina: desde 1975
Bélgica: desde 1963
Canadá: desde 1963
Checoslovaquia: desde 1963
Alemania: desde 1963
Alemania Oriental: desde 1964
Hungría: desde 1974
Filipinas: desde 1992
Vietnam: desde 2010
Unión Soviética, Reino Unido, Suiza: desde 1963

No olvidemos que países que ahora no existen produjeron muchas patentes y bibliografía científica durante su existencia, así que hay que incluirlos.

También hay que tener en cuenta DWPI para las búsquedas en química y farmacia, porque ofrece aspectos ventajosos respecto a otras, pues originalmente se creó la base para estas disciplinas.

A pesar de todo, lo más antiguo en DWPI es de 1963. ¡Hay patentes desde mucho antes que no debemos perder en una búsqueda de estado de la técnica!.

Hay que añadir que Thompson  para estas bases de datos, a diferencia de otras, genera sus propios resúmenes de los documentos y sus herramientas de búsqueda como las palabras clave. Esto se considera una ventaja en cuanto a que cada documento que va a formar parte de la base, ha pasado por las manos de un experto.

Thompson Reuters también ofrece una herramienta adicional que aúna de algún modo las dos anteriores al incluir bibliografía científica y patentes, llamada Thompson Innovation: incluye literatura científica y patentes de Europa, América y Asia, el Derwent World Patent Index, comentado anteriormente, e INPADOC (base de datos de la Oficina Europea de Patentes que comentaremos otro día). Hay tres tipos de suscripciones según el alcance y resultado de las búsquedas que nos interesen: Analyst, Pro y Express. Para saber realmente el precio de cada suscripción es necesario contactar directamente con Thompson Reuters y preguntar. Para todas las suscripciones hay un mínimo de información (una ingente cantidad) disponible que es el Core Patent Data cuyo contenido se puede ver en:

http://www.thomsoninnovation.com/tip-innovation/support/help/subscription_options.htm.

Si hemos oído hablar de ISI Web of Knowledge (WoK), ahora llamada simplemente Web of Knowledge, debemos saber que es un servicio en línea de información científica, suministrado por el Institute for Scientific Information (ISI), que es un grupo integrado en Thomson Reuters. Tanto la Web of Science como el DWPI son parte de la ISI Web of Knowledge.

No es fácil decidir qué producto es el que conviene, si merece la pena suscribirse a alguna de las opciones, o mejor se pide a la propia entidad que oferta las bases de datos, que realicen ellos mismos una búsqueda concreta. Eso sí, hay que preparar el bolsillo….

Último comentario de este artículo es recomendar una página web que puede ayudar mucho a desenredar la madeja de los sistemas de búsqueda, las plataformas, comparaciones entre ellas y más, que es www.intellogist.com.

Por si ya nos hemos hecho un buen lío, recordamos – y lo comentamos en el artículo anterior –  que también se puede pedir la búsqueda a nuestra oficina de patentes “de la casa”, para nosotros la española, o a otra, pero que se trata de que queremos ser autosuficientes y de saber qué hay “ahí fuera”, así que continuaremos comentando otras bases documentales y herramientas en artículos sucesivos.

                        Seni Cueto