En el mundo de las búsquedas de patentes: STN

imagen post 4 agosto 2014Se puede decir que Alemania, Estados Unidos y Japón se unieron para crear una de las herramientas de búsquedas documentales más poderosas. STN es ejecutado por FIZ-Karlsruhe (Fachinformationszentrum / Centro de Información Especializada), por CAS en Estados Unidos, y por la Japan Association for International Chemical Information (JAICI) (Asociación para la Información Química Internacional) en Tokio.

No vamos a detallar la lista de bases de datos, áreas de la tecnología, y disciplinas que cubre STN. Digamos simplemente que lo puedes encontrar todo, y especialmente, en cuanto a patentes, información química incluyendo búsquedas de estructuras, información sobre farmacia, secuencias y toxicología.

Un dato para recordar: parece que nadie sabe la fuente real de esta información, pero se encuentra por doquier, y también en la página web de STN: “aproximadamente el 80% de la información técnica divulgada a través de patentes, no se encuentra publicada en ningún otro sitio”. Por lo tanto, es un hecho para tener en cuenta cuando se considere necesario realizar una búsqueda de estado de la técnica.

Si queréis realizar una búsqueda en las llamadas “bases de datos primarias” o en las llamadas  “de valor añadido”, ambos tipos están disponibles en STN. Las bases de datos de valor añadido incluyen resúmenes específicos, índices, clasificaciones etc preparadas por un equipo de expertos, mientras que las primarias incluyen el texto completo y son actualizadas con más rapidez.

Mediante STN se tiene acceso a Derwent World Patent Index, una base de datos de valor añadido con más de 20 millones de documentos, que abarca hasta 1963 y que se actualiza cada 3 a 4 días (hemos hablado de ella en artículos anteriores), a INPADOC (la base de datos global sobre situación legal de patentes, también mencionada en el artículo del 31 de marzo), a CAplus (una colección de registros correspondientes a invenciones de patentes en el área de química; estos registros consisten en resúmenes re-escritos y contenido especialmente indexado creado por expertos) o la INPAFAM (una base de datos bibliográfica sobre familias de patentes que cubre todas las tecnologías y 95 organismos oficiales emisores de los datos, y desde inicios del siglo XIX). En otras palabras, se puede acceder a las mejores bases de datos de patentes del mundo.

Otro dato digno de recordar: Europa gasta billones de euros cada año en “investigar” e “inventar” cosas que ya fueron “investigadas, inventadas y publicadas”. Según la Oficina Europea de Patentes hasta el 30 % de todo el gasto de I+D es desperdiciado en volver a desarrollar invenciones existentes. Ésta es otra razón para realizar una búsqueda seria antes de iniciar un proyecto de investigación o un procedimiento de protección mediante patentes.

Se puede acceder a STN de diferentes maneras y dependiendo de los productos que nos interesen. Por ejemplo se puede acceder a la plataforma STN Express – que ofrece acceso a todos los contenidos de STN de más de 180 bases de datos científicas y técnicas, STN on the Web, STN Easy, STN AnaVistT o STN viewer. Para acceder a cualquiera de ellas será necesario una cuenta en STN y un identificador ID. Necesitaremos al menos echar un vistazo al folleto: “STN® Access Guide”.

También se pueden encargar búsquedas a STN, bien como búsquedas aisladas o en forma de una suscripción. Existe un servicio llamado SDI Service (Servicio de difusión selectiva de información), y se puede crear un perfil SDI después de haber realizado una búsqueda. La frecuencia de búsqueda (por ejemplo, semana, bisemanal, mensual) la elige el cliente. El coste de este servicio depende de la complejidad de la búsqueda y del tiempo y gastos incurridos para iniciar, comprobar, modificar y suprimir la estrategia de búsqueda, según lo solicite el cliente.

En cuanto a precios, se puede consultar la lista en el “Price list search service” de la página web de STN, o incluso mejor, contactando con STN. Todos hemos tenido al menos una vez la experiencia de que a veces es más fácil encontrar información en Google, que en la propia página web de la compañía que proporciona el servicio o producto que queremos. Parece que esto ocurre también con STN. Si le “preguntas” a Google sobre los precios de STN, la empresa Intellogist viene en tu ayuda: “Una razón importante, por la cual STN no es utilizada como una herramienta de búsqueda por muchos investigadores es su precio relativamente alto. A menudo, cada vez que un término es buscado o una respuesta es mostrada, el usuario incurre en un gasto. Este hecho da como resultado que STN sea a menudo usada sólo cuando otras (menos caras) herramientas de búsqueda han fallado o no son adecuadas para una búsqueda concreta.” También se puede leer en la página web de Intellogist que “los usuarios a menudo adoptan una estrategia de “entrar y salir”: acceder a STN, realizar rápidamente la búsqueda (o importar una estrategia de búsqueda), salvar los resultados, y salir. Este tipo de estrategia está prevista para minimizar costes a la vez que se mantiene la calidad de los resultados”.

Después de estas pistas sobre STN, os deseamos lo mejor si decidís vivir vuestra propia “STN experience”.

Seni Cueto