¡Olé por la ciencia en Andalucía!

20140628_145413Esta será la última interrupción en nuestros artículos sobre búsquedas de estado de la técnica. Es que no tenemos más remedio que hacer publicidad del Parque de las Ciencias de Granada, e invitar a todos a visitarlo.

Este es uno de los mejores museos de ciencia que he visitado, y estoy feliz de decirlo, sobre todo cuando la investigación y la ciencia no son especialmente bendecidos por los políticos en nuestro país, con independencia del hecho de traten de hacernos creer lo contrario.

He estado varias veces en el Palais de la Découverte en París, que es realmente maravilloso. He visitado museos de ciencia en Londres, Amsterdam, Madrid o Nueva York. También nuestra Ciudad de las Artes y la Ciencias de Valencia vale la pena, aunque tengo dudas sobre su estado de conservación actual.

Este fin de semana me ha sorprendido y encantado ver lo agradable y bien diseñado que está el “Parque de las Ciencias” de Granada. Si vas allí, Albert Einstein te da la bienvenida sentado a la entrada y puedes empezar la visita con una agradable conversación en el idioma de tu elección con un par de robots. Tuvimos la oportunidad de escuchar música en directo interpretada por alumnos del Conservatorio. Al igual que en otros museos, hay muchos talleres y exposiciones dedicadas a temas particulares. Estuvimos, por ejemplo, escuchando explicaciones interesantes relacionadas con la investigación sobre algas que se lleva a cabo en universidades españolas como las de Málaga o Granada, y fue aún más interesante ver a niños pequeños escuchando en silencio las explicaciones que incluían definiciones de pH, de absorbancia o de la fotosíntesis, y viendo los experimentos sin pestañear.

Puedes pasear en los alrededores de los edificios y aprender acerca de las plantas,  observándolas y leyendo los fragmentos de texto cuidadosamente colocados bajo planchas de madera para proteger las láminas de plástico de la intemperie, a la vez que potencian la curiosidad del visitante. Puedes divertirte dentro del bosque tropical en el que mariposas monarca y mariposas cebra entre otras, vuelan delante de ti casi rozándote la cara.

La sala dedicada al cuerpo humano es enorme y sorprendente, incluso asusta un poco, cuando ves un corazón humano, auténtico, sólo especialmente manipulado y tratado para permanecer allí el tiempo que se quiera. La cantidad de información que acompaña a cada objeto, muestra o modelo es perfecta, no demasiado poca para que no se aprenda algo, ni demasiada para que la gente no termine de leerla. El lenguaje utilizado también es adecuado para el propósito de un museo, que es difundir el conocimiento y tal vez, con suerte, despertar el interés por la ciencia, la historia…. Algunas patentes podrían presentarse en el futuro como resultado de una visita a este maravilloso lugar.

Si estás cansado de la biología o la física, puedes visitar las salas sobre la historia andaluza y española y disfrutar de las magníficas exposiciones que incluyen manuscritos, pergaminos, maquetas, mapas y pequeños tesoros de la interesante mezcla y pasado de tan diferentes culturas.

Por supuesto, no tienes que salir a la calle para comer y leer la prensa del día. Puedes hacerlo en las amplias salas disponibles, y con aire acondicionado, o en las mesas junto a los jardines. No hay excusa si vas con niños porque puedes visitar el “desván del museo” o encontrar zonas de juegos con toboganes, y hasta una cinta de Möbius lo suficientemente grande como para subirse a ella. Marie Curie puede cuidar de los niños mientras pasa allí el tiempo sosteniendo unos frascos de laboratorio.

20140628_145937Si estás planeando viajar a Granada, que es una ciudad maravillosa, tienes que reservar tiempo suficiente para pasar varias horas en el Parque de las Ciencias. Vamos a agradecer a los promotores, diseñadores, científicos, operarios, monitores actuales del museo, incluidos los políticos, que han tomado decisiones para que este sueño sea una realidad. ¡Bienvenido a los museos andaluces!.

 Seni Cueto

Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias 2014, ¡Profesor Corma!

zeolita jpgSi estáis alguno esperando por el siguiente artículo sobre STN, o Questel, prometemos que aparecerá pronto en esta sección. Pero esta semana tenemos que “aprovecharnos” del buen nombre del Profesor Corma a la vez que le felicitamos desde nuestra modesta posición de “patentólogos”.

Y digo bien, “aprovecharnos”, porque también estamos orgullosos de haber tramitado algunas de sus patentes, y hay que decir que siempre ha sido un placer “molestarle” para preguntarle si la zeolita ITQ-32 podría ser preparada con algún otro elemento, o si tenían más ejemplos a mano para convencer al examinador estadounidense, en su obstinada afirmación de que “the inventor was not in possession of the invention”. Y le prometo, Sr. Examinador, que en este caso el inventor sí estaba en posesión de la invención, de esa invención y de muchas otras…

Invenciones todas ellas que nos facilitan la vida, que cuidan el aire que respiramos, que ayudan a que nuestras medicinas produzcan el efecto deseado de la mejor manera. Todo esto es parte de la gran contribución al “estado de la técnica” como decimos los de las patentes, de una persona, que con ayuda de sus colaboradores, y dando ejemplo desde la mayor discreción comienza bien temprano cada mañana a pensar en una solución para el siguiente problema, una solución que lo será también para los que ignoran esta actividad silenciosa, para amigos y para desconocidos, para los que a esa hora aún no se han levantado.

Hoy sí le voy a llamar muy alto “Profesor Corma”, aunque durante esas conversaciones sobre zeolitas ITQ y procedimientos de oxidación de alquenos, decía que le llamara Avelino.

Esto es un ¡bravo! para la ciencia española, que se pone un puntito más arriba, pero sobre todo hay que decir ¡bravo, bravo por Avelino Corma! Y también ¡Gracias!.

Seni Cueto