Patentes españolas para el siglo XXI

thumbTenemos que hacer una pausa en nuestra discusión de las bases de datos de patentes y herramientas de búsqueda para comentar brevemente el borrador de la nueva ley de patentes española. Fue aprobado por el Consejo de Ministros hace dos días. Según los medios ayudará a la aceleración de la concesión de patentes.  Sin embargo nosotros no creemos que éste sea el aspecto más importante. En eI (primer) borrador publicado en octubre de 2013 hay varios párrafos explicando los motivos de la necesidad de esta nueva ley  (https://www.aippi.org/enews/2013/edition33/images/Anteproyecto.pdf), several paragraphs.

Podemos recordar como una broma aquella patente concedida sobre la rueda como un”dispositivo circular que facilita el transporte” que se concedió en Australia ¡en 2001!, algo también increíble en un país desarrollado. Esta historia podía haber ocurrido perfectamente en España. Por lo tanto, quizás el aspecto más importante de este proyecto de ley, si no el más, es que, por fin, nadie conseguirá en España una patente para la máquina de vapor. Porque hasta ahora  ¡aún era posible! ya que el examen sustantivo de las solicitudes de patente no era obligatorio, y no importa lo malo que fuese el resultado del informe sobre el estado de la técnica, el solicitante no estaba obligado a modificar las reivindicaciones para que protegiesen materia novedosa y con actividad inventiva.  Naturalmente, la patente era concedida y para invalidar la “patente basura” había que ir a los tribunales. Como agentes de patentes entendemos aquellos clientes que venían a nuestra oficina para encargarnos la presentación de una solicitud de patente para proteger el procedimiento de la destilación. Mientras que la patente estaba en vigor tenía el efecto de una patente perfectamente válida. A partir de ahora (¡todavía no!) el truco de “sólo quiero tener un número de solicitud para poner sobre mi producto la frase  “solicitud de patente pendiente” no va a funcionar ya.

El orgullo de los ciudadanos españoles de que nuestro país ocupe la novena posición en publicaciones científicas no se corresponde con nuestro actual sistema de patentes, ni con el número de solicitudes de patente de origne español, ni con el hecho de que España sea autoridad de examen para PCTs desde 2008.

Es una triste realidad que durante los últimos 14 años en los que el examen sustantivo ha sido opcional, aproximadamente el 90 % de las patentes en España (según datos de la propia Oficina de Patentes se hayan concedido por el llamado “procedimiento general de concesión”; es decir, sin examen. Esto significa que alguno quizás tenga que luchar contra la “patente de la rueda” en España en algún momento de los próximos 20 años.

Otras modificaciones respecto a la ley de patentes actura estarán relacionadas con la seguridad jurídica y/o con la adaptación a los cambios que marcó el Convenio Europeo de Patentes del año 2000 (EPC 2000) y el Tratado de la Ley de Patentes.¡Ya era hora de hacer esto!, Por ejemplo, se establecerá un sistema post-concesión, así como la posibilidad de modificar las reivindicaciones durante un procedimiento judicial, cambio éste importantísimo.

Las 90 páginas del “Borrador de anteproyecto de la nueva ley de patentes”, octubre 2013 en su primera versión, (segundo borrador en diciembre de 2013) son para ser leídas con detalle. Sorprendentemente, parece que no se puede acceder a este documento a través de la página web de la OEPM o del Ministerio de Industria, Energçia y Turismo SPO, sino a través de páginas de agencias de propiedad industrial o de asociaciones como la AIPPI.

¡Bienvenidos al silo XXI

Seni Cueto