The job of a Patent Attorney is not a piece of cake!

I have been taking a look at the survey made by the European Patent Office (EPO) and the Office for the Harmonization in the Internal Market (OHIM) on the so called “IPR-Intensive Industries” (Intellectual property rights intensive industries: contribution to economic performance and employment in the European Union; www.epo.org/news-issues/news/2013. These are companies having an above-average use of IPR (intellectual property rights) per employee, could it be patents, trademarks, geographical indications of origin, and/or others. Since most industries are related to some extent to IP rights, the study – as explicitly expressed – understates the real contribution of IP rights to the European economy.  A detailed explanation on how the data from all over Europe were obtained and analyzed can be found through the link above.

 

The purpose of the study (September 2013) was to find out how much these industries contribute to the European Union economy and employment. And the big numbers are as follow:  56 million out of 218 million people in the EU, are employed in IPR-intensive industries. This is 26% of the total employment. If the number of persons working in indirect jobs generated by the IPR-intensive industries is taken into account, the above figure increases to about 76 million people. Not bad at all!. The study also concludes that 38.6 % of the GDS (Gross Domestic Product) in the EU comes from IPR-intensive industries. If we specifically refer to patents, the number represents 10% of employment in the EU.

A short paragraph about Spain: the IPR-Intensive Industries according to the survey generates only 10% of the employment, and this result is achieved considering that we are in the top five positions for trademarks and designs, but only in eleventh position in patents. We can reach our own conclusions

It also appears, according to the study made by the two mentioned organisms, that people working in IPR-intensive industries receive higher wages than in the rest of the economy. More specifically, and I quote: “The average weekly wage in IPR‑intensive industries is € 715, compared with € 507 in non‑IPR‑intensive industries – a difference of 41%. This “wage premium” is 31% in design, intensive industries, 42% in trade mark, ‑intensive industries, 46% in GI ‑intensive industries, 64% in patent intensive industries and 69% in copyright-intensive industries” (page 9 of the document).

We, patent attorneys, can congratulate ourselves as part of said IPR-intensive industries. But nothing is for free!. If you have already had the time to take a look at the last issue of the Official Journal of the European Patent Office (October 2013), you could have read, for example, several questions addressed to the Enlarged Board of Appeal in relation to G1/13: what happens when a company files an opposition and before the EPO issues a decision to maintain the patent as amended, the company disappears – is dissolved – , but is later restored by a national law to the register of companies? Should the EPO accept the continuation of the opposition proceedings by the restored company?, What happens if further, even an appeal against the maintenance of the amended patent is filed in the name of said company, and the restoration of the company took place after filing the appeal?. Under certain circumstances, where even the European Patent Office has not a clear response yet, what is to be expected from a European Patent Attorney providing advice to his/her client?.

And whereas we are waiting for the response to dozens of similar questions and dozens of others different from those in the preceding paragraph, we also have to explain to our clients why we cannot guarantee that their patents will be granted, why we cannot further accelerate the granting of their patents, or why we need ten more hours to complete the analysis of documents recently added to a case. Rather a tough work than a piece of cake!

Seni Cueto

Ventajas de vivir en Madrid – “La semana de la ciencia” –

 

foto la semana de la ciencia

 

El pasado jueves tuve el placer de asistir a un acto de los programados en “La semana de la ciencia” que afortunadamente dura dos, así que aún estamos a tiempo de aprender y disfrutar de algún otro.

Pues, como digo, asistí a una presentación /espectáculo en la Facultad de Química de la Universidad Complutense, aquí, en Madrid. Con sorpresa comprobé que el Aula Magna estaba hasta los topes de gente de toda edad, tal que incluso pensé si no sería en otro sitio.

La verdad es que mereció la pena enormemente, porque hay que decir que si desde el punto de vista científico no fue demasiado profundo el discurso (cómo tampoco podía ser), desde la perspectiva de charla atractiva y espectacular, no pudo estar mejor. Nos divertimos todos presenciando la explosión en llamas de globos llenos de hidrógeno que Dani (“La Ciència del Dani” en http://lacienciadeldani.wordpress.com/) iba tranquilamente explotando por toda el aula. Nos detuvimos a reflexionar sobre la importancia de la primera reacción química intencionada que ha realizado el hombre, que no es otra que el fuego. También recordamos – eso sí, en periodos suficientemente amplios para que nadie se cansara – la historia de la química pasando rápidamente de Aristóteles a los alquimistas y recordamos, por ejemplo, el escenario histórico del descubrimiento del oxígeno, o el nacimiento de la Tabla Periódica. Aunque la estrella de la tarde era Antoine de Lavoisier, Robert Boyle y su obra “El químico escéptico” tuvieron también su momento de gloria. Dani no sólo estableció un hilo cronológico a la presentación, sino que también examinó al público sobre la definición de reacción química, todo con experimentos “in situ” incluyendo voluntarios que se esforzaban en ser elegidos para participar. El ritmo fue bastante ágil para hacerlo entretenido y en fin, con suficiente detalle para que “quedase algo en nuestras cabezas” y ¡quién sabe! si alguna mente inquieta está buscando hoy el libro de R. Boyle.

Uno se pregunta si la ciencia puede estar al alcance de todos, si a estos eventos siempre van  los mismos, que son precisamente los que menos necesitarían ir, si una presentación con música y cierto aire de obra teatral como la del viernes pasado es útil o será recordada sólo como un espectáculo.

Sea como sea, con que haya un dos por ciento, como dice el anuncio de un banco, que (dejen la nómina donde está) sean atrapados por la química, o por la ciencia en cualquiera de sus disciplinas, además de acercar la ciencia al público en general, estos eventos habrán cumplido su misión.

Les aseguro que de patentes no se dijo absolutamente nada en este acto, pero como todo, por algo se empieza. ¡Empecemos por la ciencia!.

Esta semana aún están a tiempo de asistir, por ejemplo:

– a una actividad titulada “Enzimas  microbianas  para tratar de  mejorar  la  producción de papel reciclado”, el jueves 14 de noviembre, a las 10 de la mañana, o a las 12, (con reserva) en el Centro de Investigaciones Biológicas;

–  si no pueden moverse por la mañana, a las dos de la tarde habrá un taller sobre “moscas, peces y otros seres; buscando el origen de enfermedades congénitas en el hombre”, (con reserva previa) en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa -CBM – (CSIC-UAM);

– si se toman un fin de semana largo, pueden pasar el jueves 14 de noviembre visitando el Centro de Automática y Robótica (CSIC-UPM), a las 9 de la mañana en Arganda del Rey (con reserva previa) y el viernes visitar el Instituto de Ciencias Agrarias a las 9 en Serrano 115, o el Instituto de Cerámica y Vidrio en la calle de Kelsen 5, Madrid, a las 10 de la mañana;

– si  no  se han cansado de ciencia, el sábado día 16 y el domingo 17, aún  habrá algún científico incombustible esperándoles en el Real Jardín Botánico de Madrid, a las 11 de la mañana. Algunas plantas florecen en noviembre, como el clavel del poeta (Dianthus barbatus) o el lirio cárdeno (Iris germánica). Pueden consultar en http://www.semanadelaciencia.es/.

¡Qué se diviertan!

Seni Cueto

Las patentes en “El nanoscopio”

Las patentes fueron uno de los temas abordados en el último programa de “El nanoscopio” dirigido y presentado por Luis Moreno,  que pone más entusiasmo que nadie en todo lo que  tiene  que  ver  con  la  química  y   gran  divulgador.  Y aunque “le pillan un poco lejos” ha tenido la amabilidad de invitarme para charlar de aspectos generales de las patentes como medio de protección de invenciones y de progreso. 

Hemos hablado de la importancia de las patentes en general, de la situación de las patentes en España, de las patentes relacionadas con la química, de alguno de los requisitos que deben cumplir y de  nuestro  trabajo  como  apoyo  a  los desarrollos  tecnológicos  de las empresas, o a la  investigación en el ámbito académico o empresarial. Todo  lo  que puede dar  de  sí  un  cuarto de hora hablando de  patentes  se puede escuchar  en  el  programa  número 13 de “El nanoscopio ” en  nanoscopio.radio3w.com.

 

                 Seni Cueto

 

 

¡”Innovación 13″! Píldoras sobre el “IV Foro para la competitividad empresarial”

Tal como reza el título, esto son píldoras informativas sobre el encuentro del pasado martes en el Hotel Auditorium de Madrid (“Innovación 13, IV Foro para la competitividad empresarial”), organizado por Global Meeting, promovido por el Ministerio de Competitividad e Innovación, con la participación de la Oficina Española de Patentes y Marcas, y empresas como ADIF, Repsol, Telefónica, Gamesa o Iberdrola.

Aunque todo esto se puede leer en las presentaciones que según han dicho, estarán accesibles a través de internet, quiero destacar alguna información que escuché en las sesiones a las que acudí.

Nos han recordado datos como los que siguen:

– en España se dedicó en 2011 el 1,33% del PIB a investigación, el 1,39% en 2012, mientras que se dedica el 1,91% en otros países de la Unión Europea;

– en España hay apenas 1000 empresas de más de 250 empleados que realizan I+D, de ellas solo 584 tienen un departamento de I +D;

– las empresas Telefónica y BBVA hacen el 20% de toda la actividad de I + D que se desarrolla en España;

– Alemania lleva a cabo 299 proyectos de transferencia tecnológica por cada 100.000 habitantes, mientras que España por ese mismo número de habitants sólo lleva a cabo 34,

– aunque las cosas han mejorado en la política de patentes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas  (CSIC), esta institución que es el mayor organismo público de investigación en España, aún tiene solamente 30 personas dedicadas a comercialización de proyectos;

– el número de patentes españolas representa el 1% en la Unión Europea, mientras que el peso de la economía española en la UE representa el 8%.

Después de estas píldoras que deben servir para “ponernos las pilas” en innovación e investigación tanto en empresas como en centros de investigación y universidades, vamos con otras más alentadoras:

Ha sido reconfortante en medio del pesimismo nacional reinante oir datos positivos  de alguna empresa española que empezó a funcionar hace pocos años en pocos metros cuadrados, pero con  mucho entusiasmo por parte de sus fundadores. Estoy hablando de Biópolis S.L., una spin-off del CSIC con sede en  Valencia  dedicada  a la tecnología agroalimentaria, en la que España es líder, y fundada por el Dr. Daniel Ramón. También es destacable la posición en el mercado de Oncovisión, vendiendo alta tecnología para diagnóstico de tumores en 31 países y nacida sobre la base de la investigación desarrollada por el Dr. José María Benlloch a quien tengo el placer de conocer personalmente y con el que he colaborado en la tramitación de alguna de las patentes que protegieron los inicios de la tecnología que con tanto éxito están poniendo al servicio de todos.

También me ha gustado enterarme de que el CSIC ayuda a la creación de una media de cinco a seis empresas cada año, que nacen gracias a los resultados de los investigadores.

Y para que el dinero para investigación / innovación, tanto a nivel de estado como europeo, caiga en buenas manos, es importante saber que para acceder a financiación del programa europeo “Horizonte 2020” no bastará con poner un esbozo de proyecto en un folio, sino que habrá que demostrar que se tiene un proyecto serio, con interés para el mayor número posible de personas, y que no se estarán duplicando esfuerzos y dinero. Es más, podría una entidad o incluso una región europea no recibir los fondos previstos hasta que no cumpla determinadas condiciones relacionadas con la calidad de los proyectos que exponga y que serán analizados a nivel de administración europea. Ha sido necesaria esta “amenaza” de la Unión Europea después de haber visto que hasta ahora un porcentaje de fondos no fue correctamente usado. En otras palabras: que la investigación tanto pública como privada debe estar sometida a un control de calidad desde el comienzo de cualquier iniciativa. Esto conllevará un ahorro grande en investigación / innovación, una mejora de la calidad las publicaciones científicas en general, y entre ellas de las patentes, además de mejora de prestigio y más oportunidades de progreso.

Y no debemos olvidarnos de la protección adecuada de cualquier desarrollo tecnológico tanto al nivel de investigación básica como próxima a la aplicación práctica, porque sin duda ayuda a mover el engranaje del progreso; podemos preguntárselo hasta al chef Mario Sandoval que ha obtenido una licencia del CSIC sobre una patente que se refiere al hidrolizado de clara de huevo……¡hasta a la alta cocina llegan las patentes!.

 Seni Cueto